The Mystery Spot de AY Not Dead

Noel Romero, creadora de AY Not Dead, pasó por Córdoba para cerrar con su marca el ciclo de desfiles Amamos la Moda de Patio Olmos y presentar la colección spring summer 14, “The Mystery Spot”, que significa en español el punto del misterio. Este punto misterioso podría tener distintas lecturas y fantasías, como el nombre mismo de la marca que hasta aún hoy no se confirma qué significa.

- ¿Por qué la última colección se llama Mystery Spot?
– Mystery Spot es un lugar en Santa Cruz, California, en donde hay una anomalía en la ley de gravedad y donde todo se apoya de manera diferente. Es muy raro, hasta las plantas crecen de manera distinta. Es un parque que se llama Mystery Spot.
A mí me gustó porque esa idea lleva a otras cosas como el punto misterioso donde te enamorás, el punto misterioso donde se te ocurre una idea; tiene como una visión poética. En ese lugar, la única explicación que hay de por qué todo se apoya diferente es porque el tiempo pasa más despacio y me interesó mucho eso.

- ¿Cuáles fueron las inspiraciones y cómo fue el proceso creativo de la colección? ¿Surgió a partir del nombre o viceversa?
– Fue todo al mismo tiempo porque, además de esa inspiración en el nombre, hay inspiraciones de los 70’s. Eso me llevó un poco a California de los setentas, a los skaters, también hay una inspiración más femenina en algunos íconos de la moda como Margaux Hemingway o Jerry Hall. Además, está siempre presente la inspiración roquera y del grunge de los 90’s. Así que se fusionó todo eso.
Hice un bookboard con todas las imágenes que me interesaban de color, siluetas y demás. Por otro lado, de repente encontré el nombre investigando.
Y a partir del bookboard visual y del concepto que es el nombre de la colección, empecé a traducir en prendas, a ropa en sí.

La campaña se realizó en New York. Sebastián Faena fue el fotógrafo, Dree Hemingway, Magda Laguinge y Julián de Gainza los modelos. Con la particularidad de que el fotógrafo también aparece en algunas escenas con Dree y Magda mediante autofotos.

“Hicimos como un verano con 2 caras: Por un lado está Dree, rubia y luminosa, me recordaba a los 70’s. Ella es el lado más luminoso del verano –que además, es un ícono de ahora y es amiga nuestra-. Por otro, Magda, el lado más darky y roquero. Ellas representan las 2 caras de AY Not. Una más colorida, fresca, sexy y diurna. La otra más roquera y rebelde. Entonces tratamos de que las dos modelos traduzcan las dos facetas de chicas AY Not”, explica Noel.

- ¿Cómo fue trabajar con la modelo cordobesa Magda Laguinge?
– Magda es un amor. Yo la conozco de antes de que se volviera conocida porque desfiló para AY Not. Me acuerdo que cuando la vi, con esa cara, dije ‘ay Dios qué espectacular.’ Luego, hizo un lookbook nuestro antes de irse a Europa, The Unreals, una colección del invierno 2012. Es un amor, nos re divertimos con ella, divina, re tranqui. La verdad que le está yendo espectacular, pero ella es re humilde y con muy buena onda.

- ¿En tus inicios, te imaginabas que la marca iba a llegar a donde está actualmente?
– No, la verdad que no. A veces me olvido de pensar en eso. Estudié moda y después me fui a seguir estudiando a Londres. Ya desde ahí, tenía la idea de que quería hacer una marca, que quería hacer algo. Y cuando volví, empezamos con una amiga que fue mi socia por un tiempo, a diseñar telas. De ahí, pasamos a diseñar una colección pequeña que vendimos entre nuestros amigos. Pero que sacamos fotos, hicimos campaña, hacíamos desfiles con nuestras amigas, hicimos videos porque siempre nos rodeábamos de amigos del ambiente artístico y todos aportaban desde su lado.
Y, en ese momento, pegó porque en Buenos Aires no había nada como lo que estábamos presentando; si bien éramos principiantes y muy poco profesionales, pero sí con mucha pasión y con algunas ideas originales.
Y eso, de a poquito, se fue transformando. Hacíamos ferias, vendíamos en nuestras casas, o en algún local multimarca al que llevábamos la ropa y se la dejábamos en consignación. Como vimos que funcionaron bien las tres colecciones, se sumaron mis dos hermanos Martín y Diego a trabajar con nosotras. Diego hacía la comunicación y Martín la administración. Ahora cambió un poco todo porque Diego hace lo comercial y la comunicación y Martín hace la producción.
Luego, fuimos a BAF con una colección más seria, de mejor calidad. A partir de ahí, comenzamos a ir a locales. Y en 2003 abrimos nuestro primer local.

“Así fuimos dando muchos pasitos”, recuerda la diseñadora. Ya pasaron 10 años desde ese entonces. Hoy poseen locales propios en las principales ciudades de Argentina y en el país limítrofe de Chile. Pero a pesar de ello, a Noel le sigue interesando no sólo el mainstream, sino cosas más alternativas. “Me gusta que haya un mundo más underground de moda, de gente joven que le interesa lo moderno y lo creativo.”

Fotografía: Gon Ganon

Yul Des

La moda es parte de mi vida, es una de mis formas de expresarme. También, soy gran admiradora de las artes visuales, la música y la cultura urbana. Así que mis escritos reflejan todo lo que me influencia y tienen olor a vintage.

Be first to comment