Mariano Nerd, un monstruo del diseño

“Cuenta la historia que a finales del siglo XIX, principios del XX, aparecieron dos chicos degollados en la esquina de Guzmán y Catamarca, nadie sabía quiénes eran, nunca los identificaron y los enterraron como NN. Después de esto, mucha gente dice ver a los chicos buscando sus cabezas con velas en las manos. Durante mucho tiempo, se pensó que era una aparición maligna. Pero luego, la gente empezó a rezarles, a pedirles, prenderles velas y se armó un culto que terminó provocando un incendio en un aserradero cercano por la cantidad de velas que prendían. Hasta el día de hoy, hay gente que ha visto a los degolladitos con la vela en la mano buscando sus cabezas por las calles de Córdoba.”

Esta es la historia –extraída del libro Duendes en Córdoba del autor cordobés Azor Grimaut– que inspiró a Mariano Nerd a pintar ‘Los Degolladitos’ por las calles de Barrio Juniors en su visita por Córdoba.

“Desde chiquito me sentí atraído por los monstruos, el cine de terror, lo gore, lo popular. Dentro de la búsqueda de historias que tengan que ver con eso y para hacer un vínculo con el lugar en que pintaba, caí en ese libro y elegí a los personajes porque me parecieron simpáticos para dibujar. Además, los monstruos representan lo reprimido, lo no aceptado, lo que no se quiere ver o aceptar que existe y se niega. A mí me interesa indagar esas cosas”, explica Mariano.

Así, este diseñador gráfico oriundo de San Francisco que vive actualmente en Capital Federal, decide visibilizar en las paredes lo que la sociedad muchas veces invisibiliza para omitir determinadas cuestiones.

Él estudió comunicación social, diseño gráfico y artes plásticas en nuestra ciudad, donde armó dos de sus proyectos más importantes: el Estudio Nerd Diseña y la revista Fin de Mundo. “Lo que a mí me gusta es una mezcla entre diseño y arte, me interesa el diseño editorial, desde un lugar más de ilustrador”, cuenta el diseñador.

Eso lo llevó a abrir su propio local en Palermo, The Y House, donde expone y vende sus obras y productos, junto a dos artistas con las que se asoció, la fotógrafa Lett Lopresti y la artista plástica Luz Martínez.

También hace ilustración digital, animaciones para visuales y video clips (entre los que se destacan el de El Remolón y de Intrépidos Navegantes), diseño editorial, pinta murales y está dando sus primeros pasos en el diseño de indumentaria. Recientemente lanzó su primera colección cápsula de remeras con su marca Nepomuk.

Nepomuk es el nombre Nepomuceno en checo, viene de San Juan Nepomuceno, el santo de Bohemia y a Mariano le encantó ese nombre para su marca porque era ‘el santo de la bohemia’. “Me encontré con este santo medieval y me gustó porque tenía algo de aborigen también. Tomé la estética religiosa como parte de la estética popular”.

“Aparte me gusta mucho lo ruso, la estética del lenguaje escrito en cualquier tipografía, en lo sonoro, los afiches comunistas de los 50’s, el tatuaje tumbero ruso. De hecho, las remeras tienen estampadas el santo y la cruz levantada en el puente desde donde lo arrojaron y están hechas con esa estética, ya que mi estética de dibujo es como el tatuaje tumbero ruso,” apunta.

Y agrega: “Esto tiene que ver con mi origen, yo conocí muchos pibes de procedencia popular y estuve en lugares marginales, esa es una realidad que yo la veo negada a veces y me parece que está bueno rescatar las estéticas populares desde ese lado.”

-¿Por qué Mariano Nerd?
-El nombre quedó de Nerd Diseña. Lo de nerd viene porque con Juan Pablo (su socio) éramos unos geeks. Yo siempre fui un nerd, siempre fui fanático de Star Wars, a los 8 años ya iba a curos de computación, usaba una commodore 64, programaba en GW-Basic. Tuvimos ese costado siempre, nos gustó para el estudio y en esa época no era tan común como hoy en día, no estaba tan gastado.
Además, me gusta mucho eso de “Joey Ramone”, es decir que todos usaban su nombre y acompañado de Ramone. Esto tiene que ver también con el vínculo con la música, yo toco el bajo (mal, pero lo toco), me encanta la música y me gusta trabajar con bandas. Me gustó jugar con eso de la identidad de la banda y del estudio. Yo creo que hoy en día el diseñador gráfico tiene algo de roquero, por lo menos en el diseño que me gusta a mí, entonces también por eso nos decidimos poner Juan Pablo Nerd, Mariano Nerd, y fue una joda que quedó (risas)
En un momento pensé en cambiarlo y dije “y si me pongo Mariano Merd” (risas), pero la verdad que no lo voy a cambiar porque ya es parte de mí, de mi identidad.

Como buen diseñador, le encantan los juguetes y sobre todo los de los 80’s, los juguetes con los que jugó él: Thundercats, Star Wars… “A veces me doy cuenta que tengo tanta ropa de Star Wars que me da vergüenza; me pongo una remera, un buzo y una campera” cuenta entre risas.

“Tengo cierto fanatismo con Star Wars que va más allá de la ropa y los juguetes. Me gusta la filosofía, hay una alusión al budismo en la ideología de Yoda que me influenció bastante y me llevó a leer, hoy en día, textos budistas ya que me identifico con muchas de esas ideas. Star Wars para mí es como una filosofía de vida, sobre todo en las 3 primeras películas, que tienen una cosa de culto.”

Es un artista al que le gusta que la gente se divierta con sus obras, ya que él se divierte mucho al dibujar. “Parte de lo que hago tiene que ver con eso, a mí me gusta despertar una sonrisa. En general, mis monstruos si bien indagan lo negado, lo oculto, lo reprimido o rechazado por la sociedad, lo hacen desde un lugar simpático, con sonrisas socarronas, como una forma de exorcizar los propios demonios y los de la sociedad porque si te reís de algo no te puede dar miedo.”

A Mariano le gusta descubrir cosas originales y está en esa búsqueda constantemente. Después de pintar muchos años con pincel, hoy se está animando al aerosol como resultado de su apertura. “Todo el tiempo busco cosas nuevas, pero obviamente todo lo que uno es tiene pasado… inevitablemente” (se ríe). Si lo sabrá él que es un versión renovada extraída de los 80’s y 90’s.

Fotografía: Gon Ganon
Intervención: Mariano Nerd

Yul Des

La moda es parte de mi vida, es una de mis formas de expresarme. También, soy gran admiradora de las artes visuales, la música y la cultura urbana. Así que mis escritos reflejan todo lo que me influencia y tienen olor a vintage.

1 Comment

Leave a Reply