La cumbia rap de Sara Hebe

Luego de su primera gira por Chile, entre fines de febrero y marzo, donde recorrió distintas ciudades y se presentó en el mítico Club Subterráneo de Santiago, Sara Hebe llegó a Córdoba para cantar con efusividad sus rimas en la Fiesta Total Trash que desembarcó en un repleto Club Belle Epoque.

La oriunda de Trelew, Chubut, subió al escenario con la bandera de los pueblos originarios y una bandana en la cabeza con los mismos colores, acompañada por su productor y bajista Ramiro Jota y su corista La Negrah Liyah; un trío que lleva la energía in crescendo hasta el final del show.

Con temas de su primer disco La Hija del Loco (2009), el segundo Puentera (2012), y dos temas adelanto del tercer trabajo discográfico que lanzará en octubre, la rapera atravesó la pluralidad de estilos con los que le gusta desenvolverse: reggae, cumbia, rap, hardcore, dancehall, lambada, y hasta guiños electrónicos.

Con muchos de sus amigos cordobeses entre el público, Sara tuvo un cálido coro para cantar “me estás discriminando”, canción dedicada a los patovicas y que trata sobre la violencia y abuso de poder que estos a veces ejercen.

Ella llegó desde la Patagonia a Córdoba a estudiar abogacía y después cambió a teatro. Luego, se mudó a Buenos Aires para perfeccionarse con distintos maestros, pero aún conserva grandes amigos en esta ciudad. Uno de ellos es El Sodeado, a quién invitó a acompañarla en el escenario.

Con un contundente mensaje en contra de Monsanto, la multinacional proveedora de productos químicos para la agricultura radicada en Barrio Malvinas Argentinas, cantó Normal, tema de su último álbum cuyo video clip está filmado en Córdoba y aborda esa problemática.

Continuó con Una Vela, un encendido cover de Pity Álvarez, el excéntrico vocalista y creador de Viejas Locas e Intoxicados, ya que ella lo admira mucho. También, presentó Por favor y Vagaboom, temas adelantos de su tercer disco.

No olvidó a su clásico Jeny con base de Comprendes Mendez de Control Machete. Para cuando asomaba el final, el trío comenzó con Lujo Popular y se armó el descontrol entre el público bañado por nieve espuma que los mismos músicos tiraron desde el escenario para cerrar con la explosión musicalizada con Asado de Fa.

Cumbia rap contra toda dictadura

-¿Cómo fue tu ingreso en la música y en las rimas?
-Yo bailaba hip hop, bailaba un poco de dancehall y a través del baile me copé con el rap que siempre me gustó mucho. Y de ahí empecé a mezclar un poco el teatro con el rap y animarme a escribir sobre pistas y así salió…

-¿Cuáles son tus inspiraciones y/o influencias a la hora de escribir?
-Un poco lo que veo que pasa a mi alrededor, lo que pasa en el país, en las provincias, en el mundo; lo que pasa adentro mío, en mí, en lo que escucho. De lo que pasa adentro, de lo que pasa afuera.

-¿Cómo es ser mujer y desenvolverte en este ambiente del hip hop en donde predominan los hombres y que a veces es machista?
-La historia de la humanidad es machista y patriarcal. Yo tengo la suerte de haber nacido en una época que venía con muchas luchas sociales encaradas por mujeres, entonces en el momento en que empecé no fue tan difícil para mí. Sí sigue siendo machista todo este sistema, no sólo el hip hop. Sin embargo, hay hip hop combativo, hay muchos muchachos que son totalmente inclusivos, entonces para mí no fue tan difícil como sí lo fue para otras que años atrás han luchado y fruto de sus luchas estamos hoy nosotras ocupando el territorio en la política, en el arte, en la música, y en distintos ámbitos.

-¿Vos sentís que vas marcando un camino?
-No, no para nada. El camino estaba ya marcado por otras pioneras en todos estos campos, en el caso del rap por Actitud María Marta, así que yo vengo transitando un camino que ya estaba delineado.

Fotografía por Agostina Palacio

Yul Des

La moda es parte de mi vida, es una de mis formas de expresarme. También, soy gran admiradora de las artes visuales, la música y la cultura urbana. Así que mis escritos reflejan todo lo que me influencia y tienen olor a vintage.

Be first to comment