Charlas de Amor

Crecieron juntas… A veces son madre e hija, otras hermanas y muchas amigas, pero siempre están muy unidas. Coinciden en su hiperquinesia; en la práctica de deportes especialmente en su afición por el hockey; en su color preferido, el negro; en ser muy amigueras, sensibles y “lloronas”. También, en el gusto por diseñar aunque desde distintas disciplinas.

Mica tiene 22, está cursando el segundo año de la carrera de arquitectura. Jesz es la creadora y diseñadora de la marca de indumentaria local Onirika Couture, ella tenía 19 años cuando su hija nació.

“A veces me dicen qué difícil debe haber sido ser mamá a esa edad y yo la verdad ya no me acuerdo si fue difícil o fácil, sólo sé que soy súper feliz con esta conexión que tenemos ahora. Ella me dice que quiere ser mamá joven para tener esta relación que tenemos nosotras, también. Me encanta pensar que tengo todavía un montón de años para disfrutarla,” confiesa feliz Jesz.

Su lugar de encuentro es el sillón de la casa, que sucede de manera espontánea: “Tele, películas, ‘mamá rascame’ y ahí sigue siendo mi bebé (risas). También, tenemos muchas charlas de amor”, por lo que Mica aclara que es un poco novata en el tema y por eso su madre la baja un poco a tierra. Aunque esas charlas son mutuas, concluye la frase Jesz.

“Más allá de que la tengo que cuidar porque es mi hija –explica la madre–, depende de mí al cien por ciento, siento esa responsabilidad de cuidarla el doble porque su papá está lejos, que es lo mismo que le pasa a él cuando Mica está en España con él.”

“Las dos somos personas llenas de actividades, no podemos estar sin generar proyectos, a eso se lo he contagiado yo. Ella está llena de amigos, yo estoy llena de amigos,” cuenta la mamá.

-¿En qué actividades coinciden?
- J: En el hockey. Yo jugué embarazada hasta los 4 meses. El hockey ha sido muy importante en mi vida, ha significado casi todo. Tiene relación con el nacimiento de ella, mi casamiento, el trabajo del papá de ella. La familia del hockey me contuvo siempre. La mitad de mi vida transcurrió en un club ya que jugué en el seleccionado de Córdoba, fui una de las primeras jugadoras del interior del país en el seleccionado argentino y para ese momento era muy importante. Así que como no podía ser de otra manera Mica juega al hockey también.

Las dos coinciden, además, en que les encantan las películas de amor y de llanto, “tenemos una carpeta de películas para llorar”, dice Jesz. Sin embargo, son muy parecidas de divertidas. “Nosotras por ahí advertimos más nuestras diferencias pero la gente nos encuentra más similitudes. Nos reímos igual, en casa somos re pavas y sensibles”, agrega con una sonrisa.

Unidas por el diseño

La familia de la diseñadora se dedica al rubro de la indumentaria, su madre tiene taller de confección desde hace muchos años. Ya su abuela tenía un taller de tejidos, jugaba con las morfologías y siempre fue histriónica y vanguardista. Ella marcó la introducción de Jesz a la moda. Actualmente, cada tanto va al taller de Onirika y opina sobre sus diseños.

Al principio, tenían el taller en su casa así que eso era parte del día a día de todos, incluida Mica que era muy pequeña en ese momento y se entretenía con la caja de botones y las telas que sobraban. De más grande, se hacía “terribles vestidos” para ella misma y para sus muñecas.

Luego nació Onirika en el 2003 y transitó diversos caminos como marca, pero “siempre tuve el apoyo de ella para todo, porque es muy duro el transitar sobretodo cuando uno no tiene recursos propios y mantenerlos,” declara la diseñadora.

- Mica, ¿Pensaste alguna vez en estudiar diseño de indumentaria?
- M: ¡No! (risas) En realidad, cuando pensé en arquitectura sabía que también me podía ir para ese lado ya que hay muchos diseñadores que en realidad son arquitectos. Sé que no quiero hacer casitas, nunca pensé la carrera para eso.
- J: Muchas veces hablamos y ella siente cierto interés por la moda aunque creo ha vivido lo difícil que es el camino de hacerlo y por ahí puntualmente sobre el diseño y el producto no esté interesada pero podría hacer desarrollo de stands, vidrieras, locales, etc. yo creo que quizás puede ir por ese lado.

- Mica, ¿te gusta a moda, te gusta arreglarte?
- M: Soy más deportista, entonces mucho no me arreglo o soy más simple, pero cuando tengo que acompañarla a ella sí me gusta. Ella es mucho más coqueta, yo con mis zapatillas, una calza y una remera soy feliz.

Sensibleras

Ambas se emocionan a la hora de definirse una a la otra, estallan entre risas mezcladas con lágrimas cuando se miran y tratan de traducir en palabras todo el amor que se tienen. Jesz es más idealista, en cambio Mica es diferente, “ha tenido que ser por ahí más terrenal, ella inconscientemente elige los caminos más seguros”, llega a la conclusión la madre.

Viven todo muy unidas, Jesz cuenta que son personas muy alegres y que por eso a las pequeñas tonteras las disfrutan de manera exagerada y más ahora que están viviendo un momento de celebración por sus logros. “Yo espero que ese sea el ejemplo para ella, sea lo que sea que elija hacer, ya sea casitas, vidrieras, pero que sean con el corazón. Y si no obtiene los logros materiales que esperaba, quede satisfecha por lo menos en lo emocional al hacer lo que le gusta.”

- ¿Cómo la definís a tu mamá? ¿Qué dirías de ella?
- M:¿Se puede llorar?
Y estallan en risas con lágrimas las dos…

- J: Yo sí la puedo definir: ella es fresca, es buena persona, es alegre, es estudiosa, es muy abierta de mente, quiere a las personas que le van tocando en la vida sin cuestionar nada, a sus hermanitos por parte de padre; ella ha sido muy madura y fue tomando las cosas buenas. Ella pelea por lo que quiere de una manera distinta, más sólida. Es un amor, aunque un poco mal carácter (risas). Le deseo que tenga libertad.

Luego, Mica dice que todo lo que la caracteriza es el reflejo de lo que su mamá le enseñó y aún sigue enseñando. Y que ella no deja de sorprenderse por su fuerza, valentía, perseverancia y pasión en todo lo que la madre hace. Ella se define como una extensión, un poquito de todo lo que es Jesz.

- ¿Tienen algo pendiente de hacer juntas?
- J: Las dos amamos viajar y tenemos pendiente (espero que se nos de la posibilidad de hacerlo) es un viaje juntas, solas.
- ¿A dónde les gustaría ir?
Se miran y responden las dos a España y se ríen.
- J: Tenemos un amor por la madre patria, por las dos islas, yo he estado en Ibiza y ella en Mallorca.

- ¿Quieren agregar algo más?
- Que nos amamos

Fotografía por Gon Ganon

Yul Des

La moda es parte de mi vida, es una de mis formas de expresarme. También, soy gran admiradora de las artes visuales, la música y la cultura urbana. Así que mis escritos reflejan todo lo que me influencia y tienen olor a vintage.

Be first to comment