#RamírezDenim en Bafweek

Luego de la inauguración formal de Bafweek 2015 para un público exclusivo en Alcorta Shopping, llegó el verdadero comienzo del ritual fashion en La Rural con Pablo Ramírez como primer exponente del diseño nacional.

Después de 15 años en la industria de la moda, el diseñador volvió a su primer amor y renovó su romance con el denim al presentar su colección primavera verano 16 #RamírezDenim en Buenos Aires Fashion Week.

Las pasadas eran como estrofas de canciones dramáticas que derivaban en melancólicas. Modelos en bloque, en parejas o solitarios, cada uno era un compás de la melodía Ramírez. Las siluetas andrógenas sonaban a drama azul, a frescura blanca y a negra elegancia.

La colección nació como una alianza de la industria y el diseño entre Loco Serious Denim y Ramírez con la finalidad de democratizar el estilo y la elegancia con el sello de su autor, ya que conserva su estilo sofisticado, la moldería y los acabados de sastrería trasladados al denim.

Con una marcada inspiración en los años setentas, pero con influencias también tomadas de su infancia en familia y de su labor como vestuarista de teatro, ópera y ballet en París y Buenos Aires –además de su amor por los uniformes–, nacieron los 5 bloques en los que se divide la colección: Blue Jeans, Workwear, El denim del verano, Denim Romance y Black Denim.

5 actos

Las versiones femenina y masculina del clásico blue jeans marcan la silueta con la cintura en su lugar y la botamanga recta. La falda tuvo, el short y las chaquetas replican el estilo al cuerpo y se llevan con remeras y zapatillas blancas.

Los mamelucos (cortos y largos), vestidos camiseros y pantalones carpinteros son la propuesta para una silueta relajada y cómoda que se acompaña con borceguíes negros para darle un toque moderno. El denim del verano es blanco y fresco, en sus versiones de capri, shorts, faldas tubo, chalecos, chaquetas cortas y la novedad de la versión XXL de línea A, que fue la preferida de muchas de las asistentes al desfile.

La bohemia de los 70’s se desplegó por la pasarela con el jeans cinco bolsillos de pata de elefante y cintura alta, pantalones culottes, faldas evaseé acompañadas por camisas blancas reversionadas con lazos, volados, moños, peplum, tablas y alforzas. Acá cobra fuerza el diseñador del blanco y negro.

Para concluir la melodía Ramírez, llega el bloque del color negro, emblema del diseñador. Jeans slip-fit, pantalones oxfords, faldas tubo y evasée para noche acompañadas con blusas transparentes y camisas que asoman debajo de chalecos y chaquetas. Con el fin del último acto se puede llegar a la conclusión que el denim es un textil generoso para usar a toda hora y que Pablo Ramírez, sin ninguna duda, es un artista del diseño.

Fotografía Zoë Lena Rebecchi para Composé Revista

Yul Des

La moda es parte de mi vida, es una de mis formas de expresarme. También, soy gran admiradora de las artes visuales, la música y la cultura urbana. Así que mis escritos reflejan todo lo que me influencia y tienen olor a vintage.

Be first to comment